Razones para ceder - Optimo México
19786
post-template-default,single,single-post,postid-19786,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Razones para ceder

Razones para ceder

Razones para ceder

En el marco de las relaciones interpersonales, especialmente cuando se trata de las personas que más nos importan, muchas veces nos encontramos en circunstancias en las que habría que ceder si hay un desacuerdo. Sabemos que si no lo hacemos, el problema podría crecer.

Para la sana convivencia en este caso, debe haber un equilibrio – buena disposición por ambas partes – y además, una reflexión acerca de cómo cedemos, ya que hay dos formas de hacerlo: por convicción y por resignación. Cuando es por convicción, estamos seguros de nuestra intención de colaborar con la armonía, no nos sentimos en desventaja y no esperamos nada a cambio. Nos responsabilizamos de nuestra elección y procesamos emocionalmente de manera correcta las consecuencias de nuestra decisión.

Al contrario, cuando cedemos por resignación, nos sentimos forzados, poco respetados y sometidos. No asumimos que eso fue lo que quisimos hacer y esperamos, de alguna manera, reconocimiento o recompensa por haber cedido y si no lo recibimos, generamos resentimiento culpando a la otra persona por nuestro malestar.

Si esto se hace un hábito, el resentimiento se convierte en rencor y éste en odio. Por eso, si quieres contribuir a fortalecer los sentimientos positivos hacia las personas que amas, aprende a ceder por convicción y a responsabilizarte por tus decisiones, o no cedas, si estás seguro de que eso es lo pertinente.

Mtra. Luz del Carmen Vargas
Lic. en Psicología
Ced. Prof. 3275770
#mejorandolacalidaddelavida

Sin comentarios

Publicar un comentario