“Día de La Marina” - Optimo México
19986
post-template-default,single,single-post,postid-19986,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

“Día de La Marina”

“Día de La Marina”

“Día de La Marina”

Surcar los mares siempre ha representado un gran progreso para los seres humanos. Desde la antigüedad, presenciar lo vasto del Océano ha sido representación suficiente de lo Magna que es la naturaleza y del reto que enfrenta el ser humano al quererla entender. Hace poco daba una conferencia donde explicaba la importancia de la significación en la historia de la humanidad, el mar no se escapó de ella sino todo lo contrario. Así, desde las rutas comerciales chinas, o de las salvajes rutas vikingas, pasando por el supuesto descubrimiento de América; cruzar el mar ha significado progreso y conquista en la mayoría de los casos. México, no se quedó atrás.

Hay tantas anécdotas y leyendas al respecto que tenemos frases como “al mar se le debe respecto”, como si fuera una persona. Y si lo fuera, sería muy impredecible. Por ello, y por sus significados, hemos de reconocer a quienes han puesto en buen lugar a México, cruzando los mares. “La fecha en que se celebra el Día de la Marina fue determinada por el hecho de que el 1° de junio del año de 1917 zarpó del puerto de Veracruz, por primera vez un buque mercante mexicano, el vapor “Tabasco”, con el total de la tripulación compuesta exclusivamente por mexicanos de nacimiento y teniendo como capitán al Cap. de Alt. Don Rafael Izaguirre Castañares.

Esto fue en cumplimiento del artículo 32 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos promulgada el 5 de febrero de ese mismo año, gracias al esfuerzo y logro del diputado veracruzano Gral. Cándido Aguilar, apoyado en el Cap. de Alt. Adrián Tiburcio y el jefe de máquinas Heraclio Ramírez, quiénes lo asesoraron, así como a la lucha de la Liga de Oficiales Navales, fundada en el año de 1905 ya que antes de que entrara en vigor el citado artículo, los capitanes, jefes de máquinas y oficiales de los barcos mexicanos eran todos extranjeros”, comenta la biblioteca virtual de la SCT del Gobierno Mexicano, donde también menciona que “La primera ocasión en que se celebra el Día de la Marina es el 1° de junio de 1942, que sirvió además, para homenajear a las tripulaciones de los buques tanques mexicanos “Potrero del Llano” y “Faja de Oró” que fueron torpedeados y hundidos por submarinos alemanes los días 13 y 20 de mayo de ese mismo año durante el desarrollo de la segunda guerra mundial, acciones dónde dejaron la vida muchos marinos mexicanos.

Ese mismo día se publicó el decreto en que se declaraba a México beligerante en contra de los países del eje Berlín-Roma-Tokio y entre los meses de junio y julio de ese 1942, fueron también atacados y hundidos los buques tanque “Tuxpan”, “Las Choapas”, “Amatlán” y el “Oaxaca”.”. En 1939 el presidente Lázaro Cárdenas crea el Departamento Autónomo de Marina y el mandatario Manuel Ávila Camacho instituye la Secretaría de Marina. De las principales actividades tenemos el proteger los litorales y aguas territoriales, prestar servicio en caso de desastres, apoyar en operativos contra el narcotráfico, proteger los recursos naturales de litorales y mares, vigilar y evitar intentos de invasión por mar y defender la integridad y autonomía del país.

En general la Secretaría de Marina Armada de México cuenta con 5 grados: Almirantes (Secretario de Marina y el Almirante, Vicealmirante y Contralmirante de la Armada de México); Capitanes (Capitán de Navío, Capitán de Fragata, Capitán de Corbeta y Capitán de Altura, para el caso de la Marina Mercante), Oficiales (Teniente de Navío, Teniente de Fragata, Teniente de Corbeta, Guardiamarina/Primer Maestre), Clases (Segundo Maestre, Tercer Maestre y Cabo) y Marinería (Marinero). Enaltecen a México la Marina Armada de México como su Marina Mercante quienes, en una labor casi imperceptible, resguardan nuestra soberanía.  Por un México de Paz y armonía, por un México de Tolerancia y SALUD, derrumbemos cada vez más esos muros ideológicos que nos dividen. Es cuánto.

Luis Lúcia

LUXIA – Capacitación y Consultoría

http://www.luxiaconsultoria.com/

Sin comentarios

Publicar un comentario