¡Asegúrate de que venga de un lugar de prestigio! - Optimo México
19554
post-template-default,single,single-post,postid-19554,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

¡Asegúrate de que venga de un lugar de prestigio!

¡Asegúrate de que venga de un lugar de prestigio!

¡Asegúrate de que venga de un lugar de prestigio!

¿Alguna vez ha escuchado o entonado dicha frase? Si bien, superficialmente pareciera tener unos tintes de elitismo, al mismo tiempo lo que intenta expresar quien la usa es que necesita cierta garantía, estilo las marcas, esto es, si dos productos tienen las mismas funciones e incluso las mismas características pero uno es de una marca reconocida y aceptada por la sociedad como “de buena marca” y el otro no, seguramente usted aceptará, en la mayoría de los casos, que el de “buena marca” cueste más dinero. Lo mismo sucede con las instituciones o las universidades o los apellidos, saber en donde labora una empresa y si esa empresa es de prestigio pareciera ser importante, o saber dónde estudia un joven universitario y si esa escuela es de prestigio pareciera ser importante también, o si tiene un apellido de “renombre” , es decir, de prestigio, pareciera igualmente importante, pero, ¿qué significa prestigio? Estoy seguro que algunos de los vocablos que utilizaríamos son: ‘realce, estimación, renombre, buen crédito, ascendiente, influencia, autoridad’. Pero, prestigio proviene del latín “praestigium”, que se refería a la ‘ilusión causada a los espectadores por los trucos de un mago’. Este sentido todavía está presente en dos acepciones que el Diccionario de la Academia registra como “poco usadas”: ‘fascinación que se atribuye a la magia o que es causada por medio de un sortilegio’ y ‘engaño, ilusión o apariencia con que los prestidigitadores emboban y embaucan al pueblo’. “Poco usadas”, según explica la propia Academia, significa que no hay ningún registro de uso posterior al siglo XIX. La palabra latina estaba formada por el prefijo prae- ‘delante’ y el verbo stringere ‘apretar con fuerza’, con la idea de apretar los ojos, como se hace con una venda, para dejar ciega a una persona. El término se usó con este sentido hasta el siglo XVIII, cuando en francés se le empezó a dar a “Prestige” el significado de ‘renombre, ascendiente, influencia’, y la afrancesada corte española de aquella época trasladó este significado a nuestra lengua olvidando su origen de “engaño” por sus raíces. El diccionario Vox, una obra sincrónica, es decir, que no se interesa por significados antiguos, define prestigio simplemente como ‘buena fama o buena opinión que se forma una colectividad sobre una persona o una cosa’. Aunque si alguna vez se ha preguntado como es que alguien de prestigio tiene poco reconocimiento social, es porque precisamente prestigio viene de engaño y, seguramente sin saberlo, se le está denominando de forma correcta. Por consiguiente si lo que queremos es halagar a una persona, tenemos una lista de valores que pueden usarse para adjetivar a cualquiera.
Por un México de paz y armonía, por un México de comunicación efectiva y clara, conozcamos nuestro idioma y vayamos juntos al progreso.

Es cuánto.

Luis Lúcia
Licenciatura en Ingeniería Electrónica
Cédula profesional: 3843883
LUXIA – Capacitación y Consultoría
http://www.luxiaconsultoria.com/ 
#mejorandolacalidaddelavida

Sin comentarios

Publicar un comentario